“Esta no es sólo una crisis financiera, sino también de civilización” (Diario de Ibiza)

El sindicato de enseñanza STEI-i y Ensenyants Solidaris inauguró ayer su seminario ´Cooperació en temps de crisi´, que hasta mañana, día 1, debatirá diversos aspectos relacionados con la recesión económica mundial, abordados desde la perspectiva de la cooperación con los países del sur. En estas conferencias se analizarán temas como la lucha contra el cambio climático, la crisis medioambiental, la deuda externa o el papel de los bancos, así como las propuestas de la izquierda latinoamericana para salir de la crisis.

Tanto el secretario general de este sindicato, Biel Caldentey, como el presidente de Ensenyants Solidaris, Pere Polo, y el representante de la dirección general de Cooperación del Govern balear, David Abril, coincidieron en destacar que la crisis actual «no sólo es financiera, sino también de civilización». Abril explicó que esta situación no es coyuntural, «sino que es estructuralmente mala, pues hay tres cuartas partes de la población mundial que vive mal», señaló.

Pere Polo expresó su temor a que el Govern balear reduzca sus fondos de cooperación con el sur en un 50 por ciento por los recortes presupuestarios, pero David Abril le tranquilizó desmintiendo un descenso tan acusado, aunque reconoció que el presupuesto para este área ha bajado.

La primera de las conferencias de este ciclo fue pronunciada por Josep Manuel Busqueta, miembro del Seminario de Economía Crítica Taifa, que desgranó los orígenes, gestación y estallido final de la crisis actual. Remontándose a la anterior crisis del petróleo de los años 70, Busqueta afirmó que a partir de entonces los gobiernos sentaron las bases de los factores que han favorecido la recesión actual. Todas esas medidas dieron lugar a un protagonismo desmesurado de los bancos, en detrimento del poder de los estados. De este modo, las entidades financieras inventándose productos a menudo inútiles para el consumidor, pero que proporcionaban grandes beneficios a los bancos, hicieron que la economía financiera alcanzara unas dimensiones cincuenta veces mayor que la economía real. La ´burbuja financiera´ se fue hinchando más a costa de apoderarse de parcelas cada vez más grandes de la economía real, como lo demuestra el hecho de que muchas empresas de todo tipo tienen como accionistas sólo a bancos.

Eso, junto con el hecho de que el consumidor, al final, no ha podido pagar todos los créditos que tenía con estas entidades, ha provocado una crisis de solvencia de proporciones descomunales, indicó.

La sesión inaugural del seminario contó también con la presencia de Rafael Gentili, diputado argentino, y de Juan Rodríguez Recio, coordinador de proyectos de Cooperación de Ensenyants Solidaris.

Los bancos lo acaparan todo
Josep Manuel Busqueta explicó que el creciente protagonismo de los bancos hizo que la economía financiera fuera 50 veces más grande que la economía real hasta que estalló esa ´burbuja´.

Font: Diario de Ibiza

Skip to toolbar